Cuida tus ojos lo máximo que puedas

Los ojos son una de las partes más importantes de nuestro cuerpo. Gracias a ellos, podemos tener contacto con el mundo que nos rodea e interactuar con nuestros semejantes sin mediar siquiera palabras. El sentido de la vista nos ayuda a conocer nuestro alrededor, a evitar peligros y a disfrutar de placeres tan maravillosos como la lectura o el cine.

Ha quedado claro, pues, que tener unos ojos con buena salud es fundamental para gozar de una buena calidad de vida. ¿Pero sabes cómo debes cuidarlos para que se mantengan saludables?

Cómo cuidar nuestros ojos con salud

Para estar seguros de que tenemos unos ojos en perfecto estado, es importante realizarse una revisión completa una vez al año. En este examen, el oftalmólogo puede optar por realizar una dilatación de pupila para descartar patologías complejas como el glaucoma, la degeneración macular o la enfermedad diabética del ojo. En este sentido, es importante comentar con el especialista si hay algún caso de patología ocular en la familia, ya que muchas de estas dolencias tienen cierta predisposición genética.

Si te han detectado presbicia, no te preocupes, cuentas con el apoyo de la operacion presbicia para corregir el problema y que recuperes tu capacidad de ver con claridad los objetos cercanos.

Una vez realizada la revisión rutinaria, hay muchas cosas que podemos hacer para contribuir a que nuestros ojos se mantengan en buen estado, empezando por la alimentación.

Es importante mantener un peso adecuado, ya que la obesidad está muy relacionada con una mayor incidencia de padecer diabetes o glaucoma. La diabetes, en estados avanzados, puede llegar a causar ceguera en la persona que la sufre. Además de mantenerse delgado, es muy beneficioso seguir una dieta rica en frutas y verduras, especialmente las que tienen hojas verdes como las acelgas, las espinacas o la col, entre otras. Recientes estudios han demostrado, también, que consumir pescados ricos en ácidos omega-3, como el salmón, el atún o el mero, ayudan a proteger la salud ocular.

Que el tabaco es muy perjudicial para la salud, seguro que ya lo sabías, pero tal vez no te habían contado que este hábito es uno de los mayores enemigos de tu vista. El tabaco aumenta el riesgo de padecer cataratas, degeneración macular y daños en el nervio óptico, con el consecuente peligro de terminar sufriendo una ceguera.

Es importante cuidar los ojos del sol, la exposición a los rayos ultravioleta también puede dañar tu vista de manera irreparable. Elige unas gafas de sol que bloqueen entre un 99 y un 100% los rayos UV-A y UV-B.

Un buen descanso es reparador… También para tu vista. Pasar muchas horas sin descanso delante de pantallas, como la del ordenador, la del móvil, de la tableta o del televisor puede agotar tus ojos y hacer que no se hidraten correctamente. La regla de oro para no forzar la vista delante de un ordenador es descansar veinte segundos, cada veinte minutos. Basta con mirar a un punto lejano durante este corto periodo de tiempo para que los músculos oculares se relajen.

Cuida tu vista y disfruta de ella durante muchos años.

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *