¿Por qué la protección de tu diseño es tan importante?

A la hora de diseñar un artículo es normal que sientas el diseño como algo propio, que quieras que sea único, diferenciado dentro del mercado y que los clientes lo reconozcan por su exclusividad.

Tanto por esto como por otros aspectos (como que tu diseño no sea reproducido por otras empresas y competidores) es importante realizar el registro de diseño industrial. Si eres creador o te interesas sobre este mundo estás en el sitio indicado, en esta publicación hablaremos sobre la importancia de proteger tus diseños a través del registro.

¿Qué protege el diseño industrial?

El diseño industrial protege la apariencia innovadora de un producto y engloba tanto los dibujos como los modelos (bidimensionales o tridimensionales), o incluso las dos cosas. Es decir, se refiere exclusivamente a la estética de dicho producto. A diferencia de las patentes, los diseños industriales siempre son concedidos y con este conseguirás el derecho exclusivo del diseño, así como te permite impedir su utilización por terceros sin tu consentimiento.

Cabe destacar que la duración del registro es diferente en cada país, pero dura al menos 10 años. Si se va a comercializar el producto en varios países es importante registrarlo en cada uno de ellos porque la protección es territorial. Sin embargo, también existe una solicitud de diseño internacional que, en este caso, se trata de una única solicitud que tiene el efecto de realizarla individualmente en cada país.

Importancia del registro de tu diseño

Una de las razones principales por las que es importante el registro de diseño industrial es la posible amenaza que suponen los rivales, si estos tienen un estilo parecido o incluso el mismo, los clientes se pueden llegar a confundir y comprar la marca de la competencia, lo que hará que pierdas ingresos.

La forma de un producto generalmente se asocia con su marca, así como la de la empresa que lo produce. Con esto se pueden llegar a conseguir grandes beneficios económicos y si no registras tu producto corres el riesgo de que otra persona o empresa lo haga antes que tú.

Tener el registro de tu diseño distingue el producto del de los competidores, este factor es de gran importancia, ya que te puede llegar a permitir ganar cuota de mercado y ventajas competitivas relacionadas con la diferenciación de la marca como pueden ser las barreras de entrada a nuevas empresas.

También ayuda a mejorar la imagen de la empresa, que sea más reconocida. Se crea una imagen relacionada con el producto con la que se ganan clientes leales. La lealtad a la marca de los clientes es muy importante en cualquier negocio, ya que te permitirá tener unos ingresos estables.

El registro del producto se trata de un derecho y, como tal, lo puedes vender si lo decides. De esta manera, puedes generar beneficios económicos gracias al registro de diseño industrial. Otra forma de obtener ingresos es a través de las licencias sobre la marca a algunas empresas, con las que el diseño estará limitado a quien tú decidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *