Esto es lo último en tecnología del automóvil y seguridad vial

pilonas-parking

¿A quién no le ha pasado que ha llegado al parking y se ha encontrado con que su plaza estaba ocupada por otro vehículo? ¿Nunca has ido andando por la calle y te has encontrado con vehículos que circulaban o incluso estaban estacionados en zonas para peatones o bicicletas? Todos estos problemas se hubieran solucionado con las pilonas para parking, un elemento de seguridad que se puede instalar perfectamente tanto en los aparcamientos interiores como en los exteriores.

Por qué instalar pilonas para parking

Una de las principales razones que nos llevan a instalar pilonas para parking es la seguridad, tanto de los vehículos como de los propios peatones y del mobiliario urbano. En un parking tenemos los coches estacionados y los que se mueven, a los conductores y a sus acompañantes que se dirigen a su vehículo, a los trabajadores del estacionamiento y unas marcas viales que no siempre se ven bien o son tan claras como nos gustaría. Por eso, es importante contar con unas pilonas que delimiten las áreas y controlen los accesos a las zonas de peatones.

Esta situación es más habitual en los parkings interiores, pero en los estacionamientos al aire libre también pasa. Si tienes tu propio aparcamiento, te ahorrarán más de un susto; y si tienes tu propio negocio con parking para los clientes, es un elemento de seguridad más, como la alarma. Instalar las pilonas te mantendrá a salvo de intentos de robo con la técnica del alunizaje. Los cacos se lo pensarán dos veces antes de intentar chocar un coche contra tu escaparate para robar, ya que las pilonas les impedirán llegar hasta la tienda.

Tipos de pilonas. ¿Cómo funcionan?

Tenemos diferentes tipos de pilonas, desde las más discretas hasta otras mucho más contundentes. Todas ellas nos marcan los espacios delimitados para la circulación de vehículos. Suelen ser de hierro forjado o acero. Podemos encontrar desde las clásicas pilonas acabadas en negro hasta pilonas de colores más llamativos, para que los conductores las observen claramente. No hace falta instalar una pilona antiterrorista para proteger nuestro parking, pero también existen para proteger edificios públicos.

Aunque tenemos diferentes modelos de pilonas, la mayoría funcionan igual. Las pilonas de parking se fijan al suelo a través de la base, que se puede anclar gracias a los tornillos o los tacos de expansión. Estas son las pilonas fijas, las más habituales, pero en los estacionamientos más sofisticados o en determinados lugares públicos, como calles peatonales, tenemos pilonas automáticas o escamoteables manuales a gas, que se esconden bajo tierra para que el coche pase y luego vuelven a subir.

Finalmente, hay que hablar de las vallas de parking o cepos guardaplazas, que también se pueden incluir en el capítulo de pilonas para parking. Su función es evitar que otro conductor ocupe tu plaza. Ancladas al suelo, tienen un candado o cerradura para bajarlas y que nuestro coche pueda pasar. Ya sea una pilona convencional o una de estas vallas, la instalación de pilonas en tu parking es una inversión muy interesante y rentable, que te permitirá ganar en seguridad, algo que todo el mundo busca.

The following two tabs change content below.

Jetready.es

Blog tecnológico actual, informamos sobre las nuevas tecnologías del momento: móviles, ordenadores, tablets, aplicaciones y mucho más... descubre como cambia el mundo al instante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *