Vuelve la moda de las tazas personalizadas con más fuerza que nunca

El negocio de las tazas ha vuelto. Hace varios años era habitual regalar tazas que contenían mensajes de todo tipo. Unos mensajes que eran recordados a cada momento: en el desayuno, cuando después de comer bebías café o cuando lavabas los vasos. Siempre era una buena idea regalarlas para que el mensaje impreso en ellas fuera recordado a cualquier momento del día.

Con la llegada de la crisis económica, las ventas de las tazas personalizadas cayeron con mucha fuerza, pasando directamente a usarse sólo por grandes marcas, imagen turística por ciudades o grandes partidos políticos como estrategia de marketing. Hasta ahora. De nuevo estas tazas personalizadas con mensajes románticos, positivos o familiares vuelven a hacerse un hueco como regalo en España tras un descenso de las ventas desde el estallido de la crisis de más del 50 %. Transmitir nuestro cariño, preocupación o amor, además de los mejores deseos es posible regalando una taza personalizada. Un detalle sencillo, barato, pero que perdura en el tiempo y que es visible en cada rincón de tu vivienda o del trabajo.

Realizadas a mano o compradas ya con mensajes de motivación

Las ventas desde hace pocos años han vuelto a dispararse al calor de la recuperación económica pero también a la innovación de las empresas que las diseñan, que incluso muchas de ellas venden exclusivamente sólo por internet decenas de tazas. Son el regalo perfecto para días como el de la madre donde las tazas con el mensaje “la mejor madre del mundo” o “te quiero mamá” se agotaron a los pocos días de lanzarse. También importante es el crecimiento de nuevo en grandes eventos como bautizos, comuniones o bodas, ya que se está usando otra vez como el regalo recordatorio de estos eventos familiares.

Resulta curioso que las ventas de tazas sin ningún mensaje también hayan crecido. Personalizar por cuenta propia mensajes o dibujos en ellas es posible gracias a decenas de vídeos tutoriales en las redes sociales. El ingenio se agudiza sin ninguna duda.

Por qué regalar tazas personalizadas es la mejor opción

Es un regalo que nunca ha pasado de moda, pese al descenso de ventas y que cuenta con importantes motivos para sorprender a nuestros amigos o familiares. En primer lugar, su personalización, que se adapta a todas las personas con decenas de frases y dibujos. Recordar este regalo es fácil, va a estar presente en todo momento: en el desayuno, como decoración, lugar donde dejar los bolígrafos… es decir, lugares o momentos para sonreír cuando lo veas y recuerdes a la persona que te regaló la taza.

El público al que está destinado es amplio. Todo el mundo bebe en una taza. Además, se adapta a cualquier tipo de celebración o momento:

  • Regalo para cumpleaños.
  • Recordatorio de boda, comunión o bautizo.
  • Mensaje especial para una persona importante.

Por último, cabe destacar que es un regalo con materiales de gran calidad. Es un regalo realmente bonito con múltiples formas, mensajes y dibujos para dedicar a nuestros seres queridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *